Semana Santa sin salir de España

Esta vez os proponemos unos días de descanso sin salir de España. El objetivo es doble, conocer los múltiples lugares con encanto que esconde el país y empaparnos de las tradiciones de Pascua. No olvidéis probar las torrijas y los dulces típicos de estas fechas. ¿Empezamos?

Sevilla

La Giralda,  la Torre del Oro, el Guadalquivir, la Plaza de España, el Parque de María Luisa o el inconfundible olor a azahar típico de los días de primavera son encantos suficientes para acercarse a la capital andaluza. Además, si te gustan las procesiones y sentir el fervor de los devotos ésta es tu ciudad. Alrededor de 60 cofradías procesionan a sus pasos desde el Domingo de Ramos, la mayoría por la tarde-noche, aunque no hay que olvidar las que salen de madrugada. La procesión de la Macarena, el Gran Poder, los Negritos, las Cigarreras, el Silencio o la Esperanza de Triana son algunas de las que se realizarán este Jueves y Viernes Santo.

Málaga

La playa es un gran reclamo para los días de Pascua, más aún con las buenas temperaturas que han acompañado durante estos primeros días de Semana Santa. Disfrutar del Sol, de la brisa marina, de un buen pescaíto o espeto de sardinas a pie de playa… Todo ello, unido a una de las procesiones más conocidas de nuestro país, la de Los Legionarios. El Jueves Santo, a las once de la mañana, comienza el traslado del Cristo de la Buena Muerte a su trono procesional. El inicio coincide con la llegada del buque de la Armada que trae a la compañería de honores de la Bandera de Zapadores de la Legión, quienes portarán la imagen. El momento más emotivo llegará cuando los militares entonen “El novio de la muerte” en la Tribuna de los Pobres.

Valladolid

Su Semana Santa es una de las más importantes gracias a los numerosos pasos que recorren la ciudad durante estos días. Su día especial es el Viernes Santo. Por la mañana se celebra el Sermón de las Siete Palabras y, por la tarde, procesionan 31 pasos más. También podréis disfrutar de los numerosos encantos de la ciudad: su Plaza Mayor, la Catedral, sus numerosas iglesias o pasear por Campo Grande, el parque urbano más grande de Valladolid.

La Rioja

Las tapas y pinchos, los buenos vinos y sus conocidas catas hacen de esta región un acierto seguro. Además, en uno de sus pueblos, San Vicente de la Sonsierra, tiene lugar la ceremonia de los Picaos, una tradición centenaria que ha sido reconocida por el Ministerio de Turismo como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Los protagonistas son los disciplinantes, que cubiertos siempre con una capucha que garantiza su anonimato, comienzan a flagelarse en la espalda con una madeja de algodón durante la procesión. Sin duda, una de las tradiciones de Pascua más sacrificadas.

Pero mejor acabemos hablando de una curiosa procesión que se celebra en León, leed, leed…

León

Además de visitar su famosa Catedral gótica, la Plaza Mayor, el Museo Contemporáneo, el Palacio de los Guzmanes o la Casa de los Botines, y disfrutar de sus ricas tapas, aprovechad vuestro viaje para ver una de las procesiones más curiosas: la de Genarín. Rinde tributo a Genaro Blanco Blanco, un pellejero leonés de principios de siglo, conocido por su afición a los burdeles, al tute y al orujo. La procesión, tal como se realiza en la actualidad, está formada por una cuba, la efigie de Genarín, la Muerte y la Moncha (la prostituta que encontró el cadáver) y recorre varias estaciones en las que los feligreses brindan a la salud de Genaro para terminar en la zona de la muralla donde el pellejero perdió la vida y entregar una ofrenda (queso, pan, naranjas, una corona de laurel o una botella de orujo) que el Hermano Colgador se encarga de situar en lo alto del muro. ¿La conocíais?

English