Sunburn Supervisor: El lujo caribeño con mayordomo en la piscina

La expresión dejarse querer cobra su máximo significado en el hotel Royal Hideaway Playacar, en la Rivera Maya. Un equipo de profesionales, capitaneado por un sunburn supervisor, mimarán por dentro y por fuera tu piel.

Sunburn Supervisor: Pool concierge, quien mejor te cuida en vacaciones

sunburn supervisor hotel playacar

Hay piscinas e infinity pools. Hay hoteles con muchas estrellas pegadas a su nombre y el Royal Hideaway Playacar. Hacer esta distinción no es  para nada gratuito, pues ¿conocías, o al menos te sonaba, la figura del pool concierge? Traducido para los mortales como un mayordomo privado de piscina, su especialidad no es otra que asegurarse que tu piel esté perfecta durante la exposición al sol en el recinto del hotel. Esto sí es lujo, caribeño en este caso.

A la Riviera Maya no se va con preocupaciones; ni una, ni media, y aquí entra hasta el mero hecho de ponerse crema para tomar el sol (algo que en ningún caso hay que dejar de hacer). Para que sus huéspedes cumplan a rajatabla esta máxima, el hotel Royal Hideaway Playacar pone a su disposición a un experto capaz de conocer el momento perfecto en el que éstos necesitan una dosis extra de hidratación, cuándo toca reponerse del sol o cómo mantener la protección solar adecuada en todo momento.

Así, el pool concierge asumirá las funciones de guardián de la piel saludable y recordará al huésped cuándo ponerse crema y qué factor de protección aplicar, le reservará sitio bajo una sombrilla(o palmera) cuando crea que hace demasiado calor para seguir expuesto al sol a determinadas horas o incluso le guardará una cama balinesa cubierta para disfrutar de intervalos de descanso de la luz solar. Y es que lo mejor cuando uno viaja a un destino de playa es disfrutar del sol y de unas vacaciones bronceadas, pero en ningún caso quemadas.

Déjate querer (más)

sunburn supervisor playacar

Y porque la piel no sólo ha de cuidarse mientras uno toma el sol, los cuidados del pool concierge van más allá del recinto de la piscina. Tras una jornada intensa de sol el mayordomo le cogerá cita al huésped en el spa del hotel. ¿Qué puede hacerse? Por ejemplo, un tratamiento elaborado a base de aguacate que suaviza la dermis tras muchas horas bajo el sol. Esta fruta exótica, al tener una gran concentración de nutrientes, vitaminas (A, D y E), minerales, antioxidantes y grasas saludables ayuda a rehidratar la piel y minimizar las irritaciones derivadas de la exposición al sol.

Tras el tratamiento hay más todavía. También en el spa uno puede disfrutar de los servicios del hammam, baño de vapor y sauna, camas de calor, tratamientos de aromaterapia y reflexología, hidroterapia, de piedras calientes, masaje tailandés…  y suites de belleza donde se realizan más tratamientos para ayudar a conseguir un equilibrio perfecto entre cuerpo y mente y el remedio after-sun perfecto.

El único inconveniente es que al volver de las vacaciones echarás de menos a tu mayordomo personal. Toma nota de sus consejos para seguir cuidándote la dermis cuando ya no estés en el Caribe, porque como dicen los médicos, y las madres, ‘la piel es el único órgano que tiene memoria’.

Powered by WPeMatico

English